Debate sobre Madrid Agroecológico

roto copia

Nos llega este comunicado en el que se habla acerca de Madrid Agroecológico, y que queremos compartir desde el respeto y la estima a la diversidad de inciativas, pero si expresando dudas y debate crítico.

En este blog, de tal forma que ahora, trás leer el comunicado, lo vemos de alguna manera pelín entusiasta, hemos ido publicando periodicamente las sucesivas convocatorias de los encuentros para la formación de la plataforma Madrid Agroecológico, que por otro lado, siempre han sido públicas y abiertas a la participación y con algunos plantemientos con los que en principio, podemos estar en sintonía, no así entre otros, con la forma de recavar datos y su posible finalidad.

Nos parece muy interesante compartir estas dudas y reticencias hacia este tipo de iniciativas, que más o menos claras o acentuadas, siempre aparecen cuando se trata de trasladar el hacer autogestionado a un ámbito más institucionalizado o regularizado, y que a pesar de sus posibles buenas intenciones iniciales, sirven finalmente en gran parte, al interés de los organismos del estado para fiscalizar y normativizar, cualquier cosa que se mueva al margen de su control. De esta supervisión, muchos pequeños proyectos como el nuestro, elegimos estar fuera.

Comunicado

La última semana de julio ha empezado un lanzamiento de spam masivo de una organización llamada Madrid Agroecológico.

Es posible que quienes estáis en el ámbito de la autogestión hayáis recibido ya distintos mensajes de esta organización invitándoos a rellenar formularios y cuestionarios, participar en mapeos, etc. En un spam de Madrid Agroecológico enviado el 27 de julio se me pedía que rellenara un formulario “para tener una visión general de los colectivos y recursos”. En otro distinto, rebotado incluso por la lista de correos de La Canica, el argumento para que rellenemos otro formulario es “trabajar la coordinación”.

Sin embargo, estos formularios tendrán también otros usos muy distintos, como se puede comprobar si se lee atentamente toda la documentación de Madrid Agroecológico volcada en el siguiente enlace:

https://www.dropbox.com/sh/w2ffoswdjuz7h89/AABAD6JrpUbEs_kDGr0VR8DXa?dl=0

Así, en las actas de Madrid Agroecológico del 14 de marzo de 2015 descubrimos que toda la información recopilada servirá para  “generar una base de datos para la CAM [Comunidad Autónoma de Madrid]”.

En las actas de Madrid Ecológico del 5 de julio de 2015, en que se acuerda una coordinación con Podemos para la campaña de las generales, se propone de paso “enviarles el trabajo ya hecho que se puede emplear para quienes gobiernan municipios, comunidades autónomas o el estado.” El “trabajo ya hecho” incluye lógicamente a los mapeos y los formularios que nos piden que rellenemos.

Pero no hay que tener muy en cuenta este coqueteo circunstancial con Podemos. Madrid Agroecológico no se casa con nadie, como podemos comprobar en su convocatoria “Políticas posibles para un Madrid Agroecológico” del 11 de abril de 2015, en Medialab Prado, a la que llevaron experiencias de PP, PSOE e IU e invitaron a Podemos, Equo, Ciudadanos, UPyD y Ahora Madrid.

Madrid Agroecológico no se casa con nadie porque en realidad es una plataforma política estatalista que aspira a la representatividad sectorial de la Agroecología ante las instituciones, da igual el signo que las gobierne. Por esta razón es tan importante para ellos contar con un censo lo más extenso posible de productores y grupos de consumo, porque sin censos no hay representatividad sectorial. De ahí la matraca con los formularios. A esto es a lo que se refieren en su manifiesto con  “abrir un espacio de diálogo legítimo entre los movimientos agroecológicos y las instituciones públicas, con el fin de generar políticas públicas participativas que refuercen la transición [a la agroecología].”

En el documento titulado “Propuestas para los gobiernos regionales y municipales” –pdf número 6 del dropbox- podemos encontrar el programa de la plataforma, con propuestas como la creación de una subdirección de Agroecología y bioRegionalismo; la constitución de un consejo agroalimentario bioRegional; la creación de una ley de fomento agroecológico con dotación  presupuestaria; cursos de formación; acreditación de figuras denominadas “agentes de dinamización agroecológica local”; fomento de asesorías especializadas; medidas de preparación especiales para “emprendedores” y un largo etc.

Como siempre, detrás de las interlocuciones legítimas y las representatividades sectoriales están las subvenciones y los contratos con las administraciones municipales y autonómicas, la madre del cordero de estas iniciativas tan enrolladas. Proceso idéntico fue la conversión de la “economía social” en un sector reconocido por el Estado tras la ley de economía social promulgada en 2011, que trajo una pedrea de subvenciones y contratos millonarios a la entidad representativa CEPES y sus satélites (por ejemplo, REAS, propulsora del Mercado Social).

En conclusión, estos formularios que nos piden que rellenemos van a servir para instrumentalizar una campaña por la representación del sector agroecológico ante el Estado sin nuestro permiso, sin ni siquiera una advertencia previa, exponiendo además innecesariamente a colectivos que por razones ideológicas o de mera subsistencia no desean ser visibles a las administraciones estatales, ya sean municipales, autonómicas o centrales.

Salud,

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s