Comunicado de la APB contra la legislación europea

Comunicado de la Asociación de Panaderías Biológicas

La Asociación de Panaderías Biológicas nace de la necesidad de dar una respuesta a la actuación de los Comités de Agricultura Ecológica, que están perjudicando al sector y al público con su política de interpretar la legislación europea sobre el pan biológico a favor de la industria y en contra de los artesanos y de los consumidores.

En concreto, autorizar el uso de levadura industrial y el uso de aditivos en la elaboración del pan biológico sólo favorece a la industria, que ni sabe ni quiere trabajar sin ellos, y perjudica a los consumidores que reciben un pan con aval de biológico sin serlo, y a los artesanos del pan biológico que ven cómo la industria los hunde con precios contra los que el artesano no puede competir.

La APB denuncia que esta situación constituye un fraude alimentario para el consumidor y una amenaza para la supervivencia de la artesanía alimentaria y la biodiversidad, que supone la panadería biológica.

Queremos recordar a la opinión pública que durante el gobierno del señor Aznar, en el año 2001, se creó una ley que permitía llamar biológico a productos que no lo eran, como el famoso yogurt “bio” de Danone, que no era biológico, y otros productos de la industria alimentaria como BioSolán, BioTrina y otros. Costó más de 4 años de acción reivindicativa y pleitos, y llegar hasta Bruselas para echar atrás esa ley.

Hoy nos enfrentamos a una situación distinta pero de efecto igualmente pernicioso: la interpretación sesgada de una normativa pensada para un producto artesano, como es el pan biológico, pero que se transforma, adaptándola a las necesidades de la industria, desvirtuando completamente su sentido inicial.

Queremos con este comunicado informar a la opinión pública de la situación actual del sector y de la iniciativa de la APB para revertirla.

Anuncios